APP Cemig Atende

Descargue em App Store

Descargue em Play Store

Haga clic aquí Haga clic aquí

Programa Peixe Vivo

.Programa destinado a preservar la población de peces en Minas Gerais mediante la financiación de proyectos de investigación.

El Programa “Peixe Vivo” (Peces Vivos) fue creado en 2007 y desde su creación opera en dos frentes: uno que tiene como objetivo la preservación de las poblaciones de peces en el Estado de Minas Gerais, a través de la financiación y el apoyo a proyectos de investigación, y el otro centrado en la formación de estrategias de protección para evitar y prevenir la muerte de los peces en las centrales hidroeléctricas de Cemig.

Después de más de 10 años de actividades, el Programa es reconocido por realizar mejoras en las prácticas relacionadas con la ictiofauna en el sector eléctrico. Los impactos positivos del programa se reflejan en la reducción significativa de la mortalidad de peces y, en consecuencia, en las multas ambientales, en la mejora de los programas de gestión y conservación con sólidas bases científicas y en la participación en los índices

de la sostenibilidad de la empresa.

MISIÓN

Su principal misión es minimizar el impacto en la ictiofauna, buscando soluciones y tecnologías de gestión que integren la generación de electricidad por parte de Cemig con la conservación de las especies de peces nativos.  

VISIÓN

Ampliar la actuación de Cemig en acciones estratégicas que aseguren la conservación de los peces nativos en las cuencas hidrográficas donde opera la empresa y promover políticas públicas ambientales basadas en el conocimiento técnico-científico, a través de la integración de los diferentes sectores involucrados en el tema, la planificación a largo plazo y la optimización del uso de los recursos.  

PRINCIPIOS

  • Adoptar criterios científicos para la toma de decisiones.
  • Cambiar las prácticas adoptadas de acuerdo con la información generada.
  • Fomentar la difusión de la información de los programas a la sociedad
  • Trabajar en asociación con otras instituciones.

Pilares del Programa

Las actividades del Programa “Peixe Vivo” están guiadas y dirigidas por tres pilares:

  • Investigación y desarrollo;
  • Manejo y conservación;
  • Relación con la comunidad.

Para crear estrategias más eficientes y subvencionar programas de conservación del medio ambiente, en Cemig hemos establecido asociaciones con centros de investigación, universidades y fundaciones. Parte de estas asociaciones se llevan a cabo a través de proyectos desarrollados con el Programa de Investigación y Desarrollo de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) y la otra parte, con los recursos propios de la Compañía.

Los estudios desarrollados evalúan la eficiencia del trabajo realizado y la necesidad de intervenciones, además de aportar importantes datos sobre las cuencas hidrográficas, asegurando que las estrategias de conservación adoptadas por el programa son científicamente defendibles.

En estos años de actividad del Programa, en total:

  • Se llevaron a cabo 24 proyectos, cinco de ellos aún en ejecución, con la participación de al menos 10 universidades e inversiones de más de 40 millones de reales en investigación;
  • Se produjeron más de 500 trabajos técnico-científicos como resultado de las actividades del programa y de los proyectos desarrollados en asociación. Hasta ahora, hay 90 artículos científicos, 7 libros y 42 capítulos de libros;
  • Los proyectos desarrollados en asociación con el programa ayudaron a formar 15 doctores y 46 maestros;
  • En total, más de 230 colaboradores participaron, entre ellos profesores y estudiantes universitarios y de postgrado.

Con el fin de mejorar las prácticas de manejo y conservación de los peces, a través de asociaciones dentro de la empresa, se mejoraron y desarrollaron programas, procedimientos e indicadores internos, siempre con apoyo científico.

Con el propósito de reducir el impacto durante la operación y mantenimiento de las centrales, se ejecuta el Programa de Evaluación de Riesgo de Muerte de Peces en Centrales Hidroeléctricas del Grupo Cemig bajo la coordinación de “Peixe Vivo”.  

Esto permite evaluar los posibles riesgos para la fauna piscícola durante el funcionamiento de las centrales hidroeléctricas mediante la vigilancia periódica y la vigilancia previa a las maniobras, determinando la densidad de los peces y las condiciones ambientales aguas abajo de las centrales hidroeléctricas. Esta información, además de componer una base de datos, subvenciona las medidas correctivas y operacionales relacionadas con la seguridad ambiental de los procedimientos realizados. También se evalúan aspectos de la biología de las especies de peces más afectadas por los procedimientos de mantenimiento de las unidades generadoras, para comprender mejor la relación entre los factores biológicos y la presencia de estas especies aguas abajo de las centrales eléctricas.

Otra medida importante es evaluar la necesidad de aplicar sistemas de transposición que permitan el paso de los peces a través de las presas, haciendo factible la migración entre las zonas de desove y de alimentación.  

Esta evaluación, realizada tanto para las empresas existentes como para las nuevas, es esencial para medir la eficiencia y la relación costo-beneficio de cada una de las soluciones propuestas y tiene en cuenta factores como las características de cada planta y la fauna piscícola local.

Resultados

Después de poco más de 10 años del programa “Peixe Vivo”, el trabajo desarrollado fue responsable de la reducción del 76% del promedio anual de muertes de peces, con la consiguiente disminución del 97,7% de las multas ambientales.

Se invirtieron más de R$ 12 millones en mejoras estructurales en las centrales eléctricas y en las estaciones medioambientales. Con estos resultados, “Peixe Vivo” se convirtió en una referencia para otros concesionarios del sector, siendo buscado para consultoría.

Además de difundir los resultados generados y establecer canales de comunicación con los diversos grupos de apoyo, “Peixe Vivo” ya ha llevado a cabo diversas iniciativas con las comunidades locales. El programa también busca herramientas para satisfacer las demandas locales, formular propuestas de cambios sostenibles, crear asociaciones y multiplicar los conceptos aplicados.

La primera iniciativa, justo al comienzo de “Peixe Vivo” en 2007, fue la celebración de talleres con investigadores. En estos eventos se reunieron representantes de ONG y organismos públicos, pescadores y representantes de la sociedad, con el objetivo de recoger propuestas para la mejora y la preservación de la fauna piscícola de Minas Gerais.

Una de las sugerencias que se cumplieron fue el trabajo de educación ambiental realizado con diversos públicos, incluyendo niños y habitantes de los ríos, que reciben información y participan en acciones de “Peixe Vivo”, como la piscicultura. También hay espacios interactivos para el intercambio de conocimientos mediante foros técnicos y la participación en eventos en todo el país.

Además, ya se han desarrollado otros trabajos de relaciones con la comunidad a lo largo del programa, como la asistencia de 150 estudiantes por semestre que participan en talleres profesionales y clases de deportes acuáticos en el lago Três Marias de 2010 a 2014.

También es importante que “Peixe Vivo” supervise el desembarco de peces en la Central Hidroeléctrica “Emborcação”, que tiene lugar desde 2016. Este diagnóstico cuenta con el apoyo de los pescadores de la región para generar conocimientos sobre las poblaciones de peces de la región y para comprender las necesidades de mejorar la pesca y los peces de la región.

Otro aspecto del programa es la búsqueda de espacios interactivos para el intercambio de conocimientos a través de foros técnicos, seminarios y la participación en eventos en todo el país. Los diversos medios de comunicación también se utilizan para asegurar el seguimiento de la comunidad, además de mantener informada a la prensa sobre todas las actividades realizadas. Para apoyar los objetivos de la labor de comunicación, Cemig ha invertido en la producción de material institucional y de promoción, vídeos y publicaciones.

Resultados

Se llevaron a cabo varias consultas públicas con diferentes sectores (organismos ambientales, investigadores, ONG, comunidades ribereñas, etc.) para estudiar las demandas y priorizar las propuestas de conservación y mitigación de los impactos en los peces.

Además, más de 230 eventos contaron con el programa en su realización, apoyo o participación.

Conozca los proyectos desarrollados desde 2006 con la comunidad:

Talleres integrados

“Peixe Vivo” realizó talleres con ONGs, investigadores, pescadores, organismos ambientales y otros segmentos de la comunidad de “Três Marias”, además de promover talleres con profesionales del Cemig en todo el estado y consultas con expertos nacionales e internacionales.

Educación ambiental

A partir de propuestas pedagógicas participativas, el objetivo es involucrar a la comunidad en las cuestiones ambientales relacionadas con la ictiofauna, permitiendo un análisis crítico del tema, la ampliación de la discusión y la difusión de la información.

Repoblación de Peces

La repoblación de peces es una buena oportunidad para involucrar a la comunidad con los temas tratados por “Peixe Vivo”. Con pequeñas interrupciones en los meses más fríos y en los períodos de reproducción, Cemig realiza la liberación de peces durante el año en varias ciudades de Minas Gerais.

Interacción con la comunidad

“Peixe Vivo” prioriza el contacto directo con las comunidades impactadas por el proceso de generación de energía y establece con ellas una relación de corresponsabilidad para la preservación del ecosistema.

Eventos

“Peixe Vivo” crea espacios interactivos para el intercambio de conocimientos, en los que es posible compartir experiencias con los diversos segmentos de la comunidad y con los empleados.

Ciudadanía, deporte y turismo

En asociación con el Instituto Náutico de Rumo y el ayuntamiento, la Escuela de Vela promovió iniciativas sin precedentes en Minas Gerais entre 2010 y 2014. Esta iniciativa se basó en tres programas educativos: iniciación deportiva, educación complementaria y formación profesional.

Para hacer realmente accesible todo este trabajo de concienciación y estructuración, en Cemig hicimos ajustes estructurales en todas las centrales que ofrecían riesgos a los peces durante las maniobras operativas. Además:

  • Con la creación de la red con un tamiz, por ejemplo, el número de peces que entran en la succión se redujo casi un 93% en el primer año de uso de la Central Hidroeléctrica de Três Marias;
  • Este sistema de contención de cardúmenes de peces se automatizó, reduciendo el tiempo para bajar las cajas hasta que el canal de succión esté completamente cerrado;
  • Los tubos que conducen el agua de refrigeración desde las unidades generadoras de la Planta hasta el río se han alargado para evitar que los peces salten sobre los bloques de hormigón atraídos por el agua;
  • Se realizó un seminario con investigadores y técnicos para presentar los estudios desarrollados y discutir diversos aspectos relacionados con la transposición de peces en las presas.